¿Cuánto cuesta cancelar una hipoteca?

Feb. 9, 2021 Assetia Real Estate


Fuente: Fotocasa - HelpMyCash

La cancelación registral de la hipotecas es un trámite que podemos hacer ya sea porque queremos dejar nuestra vivienda totalmente libre de cargas o porque queremos vender la casa, ya que no es posible vender un inmueble con una hipoteca pendiente. Sin embargo, debemos tener en cuenta que eliminar esta carga tiene un coste que, dependiendo de la forma y el momento en que decidamos hacerlo, puede llegar a ser considerable. ¿Cuánto cuesta este trámite? ¿Qué podemos hacer para cancelar la hipoteca en el Registro sin gastar demasiado dinero? Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com nos explican las opciones que tenemos.

Cancelar la hipoteca con el banco: cómodo, pero caro

Una de las formas que tenemos de cancelar nuestra hipoteca es a través del banco, que puede ser el nuestro o el de nuestro comprador si vamos a saldar la deuda pendiente con el dinero de la venta de la casa.

La ventaja de esta vía es que la gestoría de la entidad financiera se encarga de realizar todo el trámite con nosotros, pero a cambio nos cobrará una sustanciosa cantidad de dinero que puede llegar a rondar los 1.000 euros. Esto se debe a que los bancos suelen pedir elevadas provisiones de fondos para hacer frente a los gastos de la cancelación de la hipoteca (notaría y registro). Además, sus honorarios suelen ser costosos.

Si queremos ahorrar dinero y el piso que vamos a vender tiene una hipoteca que ya hemos pagado, pero que no hemos cancelado en el Registro, lo aconsejable es que realicemos el trámite antes de vender el piso. Hay que tener en cuenta que es probable que si, llegado el momento de firmar, no hemos hecho la cancelación registral, el banco del comprador nos puede obligar a hacerlo con su gestoría, con el coste que trae asociado. Esto se debe a que, como hemos mencionado, el piso no puede cambiar de dueño si tiene una hipoteca pendiente.

¿Qué otras vías tenemos para cancelar la hipoteca por menos dinero?

Una segunda forma de hacer este trámite es a través de una gestoría independiente. Es decir, una que no esté casada con ninguna entidad bancaria. Estas cobran menos por los gastos de gestión y por los trámites en sí, por lo que podemos terminar pagando casi 500 euros menos que si lo hiciéramos con el banco, con la ventaja de que será un profesional quien realice todos los trámites.

Por ejemplo, por una hipoteca cuyo importe original sea de 150.000 euros, mientras la entidad bancaria nos puede cobrar unos 400 euros por los gastos de notaría, unos 300 euros por los costes del Registro y otros 300 euros en concepto de honorarios, la gestoría independiente nos puede pedir una provisión de unos 180 euros por la notaría, unos 200 euros por el Registro y, apenas, unos 100 euros por los gastos de gestión.

Gastos notariales  y de registro

Pero ¿no existe una manera de no pagar nada por este trámite? No, siempre tendremos que desembolsar algo de dinero porque existen gastos que son ineludibles. Por ejemplo, no podemos evitar los gastos notariales, ya que para hacer la cancelación hay que realizar una escritura pública, aseguran desde HelpMyCash.com. Tampoco nos podemos librar de los gastos del Registro, ya que, justamente, la intención es que la vivienda aparezca libre de cargas.

No obstante, podemos optar por hacer todo el proceso de cancelación por nuestra cuenta. De esta forma, nos ahorraríamos entre 300 euros (que es lo que nos cobraría el banco) y 100 euros (que es lo que nos cobraría una gestoría independiente) por los gastos de gestión.

Eso sí, esto implicaría encargarnos por completo del trámite. Es decir, tendríamos que pedir el certificado de deuda cero a la entidad bancaria, pedir a la notaría que nos prepare la escritura y recogerla cuando esté lista, presentar en Hacienda el formulario del IAJD y, por último, llevar la documentación al Registro para que levanten la carga.